LA COMISIÓN DE LA VERDAD EN COLOMBIA: LA GARANTIA DEL DERECHO A LA VERDAD

Por: NATALIA VÉLEZ RINCÓN

Single Blog Post

LA COMISIÓN DE LA VERDAD EN COLOMBIA: LA GARANTIA DEL DERECHO A LA VERDAD

Colombia afronta un momento crucial en su historia. Nunca antes se habían alcanzado tantos acuerdos en una mesa de negociación entre la guerrilla de las FARC y el Gobierno Nacional. Ya se habla públicamente de las responsabilidades de todos los actores armados incluido el Estado y las delegaciones de víctimas que han viajado a la Habana han expuesto sus puntos de vista y las demandas frente a su reparación integral. Estas acciones nos permiten hablar de un escenario lento y conflictivo, pero que integra de manera plural diferentes voces de la sociedad y que por ahora pareciera ser la única opción para acabar con la guerra prolongada y degrada que se vive en este territorio.

Aunque el proceso de paz no se encuentra en sus más altos niveles de popularidad y el cese de la tregua unilateral decretada por las FARC en Diciembre del 2014 ha significado nuevos ataques terroristas de gran magnitud – voladura de torres de luz en Buenaventura y Tumaco, ataques a represas de agua en el Huila y derrame de petróleo en Putumayo- recientemente el gobierno colombiano y las FARC acordaron crear una “Comisión para el esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No repetición” que será “un mecanismo independiente e imparcial de carácter extra-judicial” que se pondría en marcha “una vez firmado el Acuerdo Final”.

El objetivo del presente ensayo es reflexionar sobre los retos de la Comisión para el esclarecimiento de la Verdad que entraría en funcionamiento una vez firmado el acuerdo de paz, analizando en primer lugar el concepto del derecho a la verdad y su aplicación en la ley Colombiana, seguido por un pequeño recuento de experiencias internacionales de comisiones de la verdad y finalizando con el planteamiento critico frente a los retos que tendría esta figura en Colombia y su aporte a la reparación simbólica de las víctimas.

El derecho a la verdad

La desaparición forzada de personas y otros tipos de hechos victimizantes que sucedieron en graves periodos de violencia patrocinados por el Estado en diferentes partes del mundo y especialmente en la región latinoamericana, fueron la plataforma para el nacimiento del concepto de derecho a la verdad. Como lo explica la profesora Yasmin Naqvi1 el derecho a la verdad se remonta del derecho que tienen las familias de conocer lo que ha pasado con sus familiares desaparecidos forzadamente, refrendado por el derecho internacional humanitario en los artículos 32 y 33 del protocolo adicional I a los Convenios de Ginebra de 1949, de 19772, y a las obligaciones que incumben a las partes en conflictos armados de buscar a las personas dadas por desaparecidas. Esta demanda de los familiares permitió que el derecho a la verdad fuera identificado y reconocido por diferentes órganos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y las Naciones Unidas. Como lo explica la profesora Naqvi:

Dichos órganos invocaron en forma creciente este derecho a fin de hacer valer y reivindicar otros derechos humanos fundamentales, como el derecho al acceso a la justicia y el derecho a recursos eficaces y a la reparación. También expandieron el ámbito del derecho a la verdad más allá de la información sobre los sucesos en relación con personas desaparecidas, a fin de incorporar detalles sobre otras violaciones graves de los derechos humanos y el contexto en el que ocurrieron. Por lo tanto, en términos generales, en su origen, el derecho a la verdad se relaciona estrechamente con el concepto de la víctima de una violación grave de los derechos humanos. Al igual que las garantías procesales, el derecho a la verdad surge después de cometerse la violación de otro derecho humano, y aparentemente, es violado cuando las autoridades no proporcionan información particular sobre la violación inicial, sea mediante la revelación oficial de información o la aparición de esa información a raíz de un juicio, sea a través de otros mecanismos cuyo objetivo es esclarecer la verdad.”3

Bajo esta perspectiva, se entiende que el derecho a la verdad se entrelaza con los grandes objetivos del Derecho Penal Internacional y de las instituciones que velan por los Derechos Humanos que, a grandes rasgos serian la protección de los Derechos Humanos, el restablecimiento de la paz, la reconciliación de las sociedades en conflicto, la no repetición de los hechos violentos y de las causas que originan los conflictos, pues, al conocer la verdad de lo sucedido, se puede aprender del pasado y tener acceso a información que impide la impunidad de los hechos violatorios a los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

El derecho a la verdad fue transformándose de una exigencia de los familiares de personas desaparecidas a una demanda de la sociedad en su conjunto por conocer la verdad sobre lo sucedido en escenarios de conflicto y que son fundamentales en procesos de transición a un orden social y jurídico estable. El 21 de diciembre del 2010, La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamo el 24 de marzo como Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.4

En Colombia, el derecho a la verdad como normatividad aparece desde la Ley 975 de 2005 más conocida como Ley de Justicia y Paz, sus decretos reglamentarios 4760 de 2005 y 3391 de 2006 y la sentencia C-370 de 2006, además de la Ley 1448 de 2011 conocida como Ley de víctimas y Restitución de tierras y el Derecho Internacional que es fuente para el tema, los cuales sustentan que “las víctimas tienen derecho a la verdad, la justicia y la reparación, garantías que se hacen efectivas cuando se les brinda la posibilidad de participar durante el proceso para que formulen preguntas, aporten pruebas, denuncien bienes de los grupos armados organizados al margen de la ley o de sus miembros, brinden y reciban información, formulen su pretensión de reparación, entre otras modalidades de intervención.”5

A partir de esta normatividad, han nacido instituciones como la extinta Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación y el Centro Nacional de Memoria Histórica que dentro de sus funciones han tenido el esclarecimiento histórico del conflicto armado en Colombia y la recepción de los testimonios de las personas desmovilizadas que con una certificación positiva a la contribución a la verdad, pueden acceder a beneficios de ley.

A pesar de estos esfuerzos, la declaración de las partes negociadoras que acuerdan crear una comisión para el esclarecimiento de la verdad hecha recientemente y que tiene un carácter no judicial, es decir que no tiene una finalidad punitiva, plantea retos y la necesidad de superar las críticas que han tenido los otros mecanismos para el esclarecimiento a la verdad.

Comisiones de la Verdad en el mundo

La Comisión de la Verdad es un organismo no judicial que tiene como objetivo fundamental ofrecer explicaciones sobre lo sucedido en un conflicto armado. Busca esclarecer las causas, modalidades de guerra, dinámicas de los actores armados y los impactos en la sociedad de los hechos violentos. En este sentido, genera un relato histórico sobre el desarrollo del conflicto en mención y aporta recomendaciones para superar las graves violaciones a los Derechos Humanos en territorios específicos.


Las comisiones de la verdad han sido mecanismos frecuentes en por lo menos 34 países del mundo6 y en todos los casos son ejemplo para Colombia ya sea por buenas prácticas o lecciones aprendidas. En Latinoamérica se han implementado comisiones de la verdad en Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Guatemala y El Salvador. En el reciente foro “Comisiones de la verdad y procesos de paz: experiencias internacionales y desafíos para Colombia’, realizado por la Fundación Kofi Annan, el Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ) y Foros Semana en Bogotá, “…un punto en común que los panelistas plantearon fue que por lo general las comisiones que más ambiciosas son a la hora de investigar las que mayores posibilidades tienen de fracasar. Además, señalaron la importancia de que la gente confíe en las instituciones, de que cada comisión se haga según el contexto del país y de la necesidad de reconocer que habrá límites pues no todo se sabrá ni se resolverá con el informe que se produzca. Una comisión de verdad es sólo el punto de partida.”7



Retos de la Comisión de la Verdad en Colombia:

El primer reto que tiene la Comisión de la Verdad es garantizar, como lo dice su postulado, “la participación amplia, pluralista y equilibrada en el que se oirán las diferentes voces y visiones” y aplicando “enfoque territorial” y “de género”. Estas perspectivas han tratado de implementarse en todas las acciones del Estado y siempre quedan sinsabores en algún sector de la sociedad que no se siente identificado o representado con los testimonios que se tienen en cuenta.

En segunda medida, y al ser un mecanismo no judicial, se puede pensar que muy fácilmente se va a caer en la inminente impunidad en muchos casos, pues si los testimonios y la información que salga a la luz no van a tener carácter penal, las víctimas no podrán ejercer su derecho a la justicia y a la reparación. Será necesario entonces buscar los mecanismos necesarios para garantizar el derecho a la justicia de las víctimas.

Otro reto fundamental para la Comisión es elaborar un relato único de la “verdad” que sea aceptado por toda la sociedad y todos los sectores de esta. Este no es un reto menor pues en Colombia la polarización frente a las posturas de las causas y consecuencias del conflicto son abismales.

Será muy difícil que un único relato alcance las expectativas de todos los sectores de la sociedad y de las víctimas en particular pues las víctimas de los grupos guerrilleros, las víctimas del paramilitarismo, las víctimas de los crímenes de Estado, etc., ven el desarrollo y las responsabilidades del conflicto en formas disimiles.

El ultimo reto y el más importante será interpelar a la sociedad Colombiana para lograr la no repetición de los hechos violentos. ¿De qué puede servir relatar el horror de la guerra y asumir responsabilidades si la sociedad en su conjunto no rechaza las acciones de los violentos y posibilita procesos de reconciliación y reinserción a la vida civil de muchos combatientes? ¿De qué puede servir el consenso frente a la verdad del conflicto si no se le dan garantías de participación a la disidencia política del país? ¿De qué sirve garantizar el derecho a la verdad del que son titulares las víctimas y la sociedad en su conjunto si se mantienen los problemas básicos que originaron el conflicto como la tenencia de las tierras productivas y el narcotráfico?

Muy grande es el reto que tiene la mesa de negociación en la Habana para llegar a la firma de un acuerdo de Paz. Después de la firma, será aún más grande el reto para cumplir los puntos pactados y para que la Comisión de la verdad emprenda su titánica tarea. Solo nos queda esperar a que la Comisión aprenda de los errores que han dejado procesos similares en el mundo y que contribuya efectivamente al derecho a la verdad.

BIBLIOGRAFÍA

Fajardo Arturo, Luis Andrés (2012) Elementos estructurales del derecho a la verdad. En: Civilizar 12 (22): 15-34, enero-junio de 2012. Disponible en: http://www.usergioarboleda.edu.co/civilizar/civilizar-22/Elementos%20Estructurales.pdf

Naqvi Yasmine (2006) El derecho a la verdad en el derecho internacional: ¿realidad o ficción? En: International review of the red cross. Junio de 2006, N.º 862 de la versión original. Disponible en: https://www.icrc.org/spa/assets/files/other/irrc_862_naqvi.pdf

Carmona, Darío Acevedo. Comentarios al acuerdo de comisión de la verdad. 7 de junio 2015. Articulo disponible en: http://www.elespectador.com/opinion/comentarios-al-acuerdo-de-comision-de-verdad

Llegó el espinoso momento de la verdad. Artículo publicado el miércoles, 25 Febrero 2015. Disponible en: http://www.verdadabierta.com/procesos-de-paz/farc/5633-llego-el-espinoso-momento-de-la-verdad

Derechos de la víctima en el proceso de Justicia y Paz. Disponible en: http://www.fiscalia.gov.co/jyp/sobre_unidad_victimas/derechos-victimas/



1 Naqvi Yasmine (2006) El derecho a la verdad en el derecho internacional: ¿realidad o ficción? En: International review of the red cross. Junio de 2006, N.º 862 de la versión original. Consultado en: https://www.icrc.org/spa/assets/files/other/irrc_862_naqvi.pdf

2 El Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra de 1949 relativo a la protección de las víctimas de los conflictos armados internacionales, 1977 puede consultarse https://www.icrc.org/spa/resources/documents/misc/protocolo-i.htm

3 Naqvi Yasmine (2006) pág. 6.

4 Resolución aprobada por la Asamblea General el 21 de diciembre de 2010. Se puede consultar en http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/RES/65/196

5 Fiscalia General de la Nación. Consultado en: http://www.fiscalia.gov.co/jyp/sobre_unidad_victimas/derechos-victimas/

6 Amnistía Internacional. Consultado en: http://www.amnesty.org/es/international-justice/issues/truth-commissions

2